Comparte


Las leguminosas (frijol, garbanzo, lenteja…) son alimentos con muchísimas propiedades, cada día encontramos que se incluyen en más preparaciones. 
Recuerda que pueden darse desde el inicio de la alimentación complementaria (puré o torticas para que los niños puedan manipularlas).

Aunque son fuente de carbohidratos complejos, también aportan proteína de origen vegetal, y poca grasa (Exceptuando el maní y la soya que tienen mayor contenido graso que las otras leguminosas). Hoy les comparto cómo las hago yo en casa para tenerlas siempre disponibles.

El remojo es muy importante, las pongo en agua desde el día anterior y cambio varias veces el agua. En la mañana las cocino con condimentos naturales, pero sin sal (para poder usarlas en recetas dulces y saladas, pueden ver recetas en post anteriores) en la olla a presión, pero por muy poco tiempo (aprox 5 min) porque me gustan que queden crocantes y no deshechas. 
Normalmente cocino 1 Lb, dejo un poco en la nevera y el resto lo congelo en bolsitas de 100 gr aprox., de esta manera, solo tengo que descongelar la bolsita que voy a usar. 
Y.. ¿cómo las uso? – En las ensaladas ó bowls – En tortas (lentejas, garbanzos, frijol negro o caraota) – Mezcladas con arroz integral ó con quinoa – Hummus de garbanzos – Croquetas ó simplemente se las adiciono a una sopa. 

De esta manera, ahorro tiempo y las tengo siempre a la mano para usarlas. 

Trato de hacer 2 leguminosas distintas por semana para tener variedad todo el tiempo en el congelador.

Sígueme en:

Instagram: https://www.instagram.com/nutriendomibebe/

Facebook: https://www.facebook.com/Nutriendomibebe-178389849458603/

 

Comparte


Alimentación Complementaria y BLW

Comments are disabled.