Comparte


En el post anterior comentaba sobre BLW y las inquietudes que generó en los profesionales de la salud:

– Riesgo de atragantamiento.
– Deficiencia en nutrientes tan importantes como el hierro.
– Alteraciones en el crecimiento.

De tal manera, que se desarrolló un estudio ¨Baby-Led Introduction to Solids Study: a randomized control trial of a baby-led aproach to complementary feeding” el cual se llevó a cabo con 200 familias de Nueva Zelanda. Se ha propuesto que a los 6 meses de edad, los niños tienen un neurodesarrollo adecuado para poder autoalimentarse, sin necesidad de ser alimentado por el adulto, promoviendo una mejor relación con los alimentos y evitando la sobrealimentación, sin embargo, aún la evidencia es limitada para comprobar con evidencia científica estas hipótesis.

Con la intención de disminuir el riesgo de deficiencia de hierro, atragantamiento y alteraciones en el crecimiento, estos investigadores hicieron modificaciones al método BLW que consistían en:
– Alimentos ricos en hierro en cada tiempo de comida.
– Alimentos ricos en energía en cada tiempo de comida.
– Alimentos que el bebé pueda tomar por si mismo y que le permitan alimentarse.
– Alimentos adecuados según el desarrollo del bebé, evitando aquellos peligrosos (alimentos duros, redondos o cualquiera con riesgo de atragantamiento).
Adicionalmente se dieron unas pautas de alimentación.

Realmente todo lo anterior es lo que aplicamos en este momento cuando practicamos la alimentación en trozos con el bebé desde el inicio e la alimentación complementaria. De tal manera que no puede decirse que BLISS es la combinación de papillas y BLW.


Sígueme en:

Instagram: https://www.instagram.com/nutriendomibebe/

Facebook: https://www.facebook.com/Nutriendomibebe-178389849458603/

 

Comparte


Alimentación Complementaria y BLW

Comments are disabled.