Comparte


Cuando empezamos el proceso de la alimentación complementaria con los niños, es muy importante la exposición a los alimentos con diferentes texturas, colores, olores y sabores porque de esta manera, mediante la exposición, se logrará la aceptación. 

La cantidad de veces que deberíamos exponer a un niño a un alimento con el fin de lograr la aceptación de éste puede ser entre 15 a 20 veces. La experiencia con el primer alimento es muy variable, aquí encontrarás más información sobre este tema. 

Si continuamos brindando alimentos de calidad con mucha variedad, podremos darles la oportunidad de elegir y probar cosas nuevas, aunque este proceso implique que muchas veces ellos no prueben y que simplemente que vean el alimento en su plato sin sentir ningún interés.

Frecuentemente se deja de ofrecer cierto alimento porque al niño no le gusta. Esto ocurre muchas veces con las verduras, un grupo de alimentos que a los niños les da dificultad aceptar y de esta manera, se va limitando la variedad de alimentos, hasta que depronto caemos en la situación que el niño solo come ¨Nuggets con papitas¨.

Si solo ofrecemos lo que a ¨ellos les gusta¨ no estaríamos creando hábitos saludables en ellos. Si tiene un niño que le gustan muy pocos alimentos, empieza por colocar en su plato más variedad, aunque al principio, no le interese, es por esto que es fundamental ofrecer alimentos con diferentes texturas y colores.

Sígueme en:

Instagram

Facebook

Comparte


Alimentación Complementaria y BLWHábitos Saludables

Comments are disabled.